tasa de rebote

Cómo reducir la tasa de rebote de tu página web o blog

|

Actualizado el jueves, 1 diciembre, 2022

En este post te enseñaremos cómo reducir la tasa de rebote de tu web o blog, una métrica esencial y buen indicativo de la salud de tu sitio. Analizando tu tasa de rebote podrás ver de un solo vistazo si tu contenido resulta interesante o no, si responde a las consultas de tus clientes y cómo es la interacción de tus visitantes con tu sitio.

tasa de rebote

Si todavía no estabas analizando la tasa de rebote de tu web, o desconoces este término, este post es para ti. Te explicaré en qué consiste y qué la provoca, cómo calcularla, cómo verla en herramientas de estadística web y consejos para reducir esa tasa de rebote. ¡A por el post!

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote mide el porcentaje de visitantes que han accedido a tu web, tienda online o blog y que se han ido sin generar una interacción. ¿Y qué entendemos por una interacción o acción?

  • Clicar en un enlace o call to action (CTA).
  • Cubrir un formulario.
  • Visitar una página, por ejemplo, ir de la sección de Dominios a Hosting.
  • Escribir un comentario en un blog.
  • Descargar una guía o contenido.

A menudo, la tasa de rebote puede confundirse con otras métricas, como es la tasa de salida o el tiempo de permanencia en una web o tienda online.

La tasa de salida mide el porcentaje de personas que salieron en una determinada página, independientemente de las acciones o páginas que visitaron con anterioridad. Gracias a esta medida podrás identificar que si tienes un alto porcentaje de personas que abandonan tu web en una determinada página, algo sucede con ese contenido. O no es un contenido de valor, o esa página no está accesible (genera un error 404).

Y por su parte, el tiempo de permanencia en un sitio, o dwell time, mide el tiempo que está de media un usuario en tu página. Es una métrica importantísima, porque también nos da muchas pistas de si nuestra web está cumpliendo con el objetivo que nos planteábamos. Cuanto más tiempo de permanencia, más probabilidades tendremos de que nuestros clientes terminen una compra, completen un formulario, etc.

¿Por qué es importante la tasa de rebote?

Ya fuimos dando pistas, pero la tasa de rebote es un indicativo de la salud de nuestro sitio web. Vigilar estas métricas puede indicarnos si tenemos un problema técnico, si nuestra web no carga con rapidez, si la experiencia de usuario no es la mejor o si la web no se ve correctamente en todos los dispositivos.

Además, puede indicarnos si nuestra web tiene una buena estructura de contenidos y son fácilmente localizables y si los contenidos y el diseño web son llamativos.

Una mala tasa de rebote afectará a las métricas del sitio, y los buscadores como Google dejarán de posicionar en las primeras posiciones tu contenido.

Ten en cuenta que si tienes una one page (una sola página), es más probable que tu tasa de rebote sea alta al no ofrecer la posibilidad de navegar por otras páginas.

Y si la tasa de rebote es alta en landings pages con un formulario de alta o suscripción, querrá de decir que no está funcionando correctamente y que los usuarios no se están registrando.

¿Cómo se mide la tasa de rebote?

Para calcular el porcentaje de rebote utilizamos esta fórmula:

Sesiones de una página / número total de sesiones x 100

En herramientas como Google Analytics, podrás revisar tu porcentaje de rebote. Si utilizas Matomo, podrás conocer este dato en Visitantes > General.

Estadísticas Matomo para reducir la tasa de rebote de una página web o blog
Muestra de métricas en Matomo

Y te preguntarás, ¿qué dato es bueno y malo? Pues depende del sitio que estés midiendo. No es lo mismo un blog que un ecommerce. Tampoco es igual medir una página web al completo que comparar páginas. Por ejemplo, una página con un carro de compra podrá tener una tasa de rebote más alta que un post en un blog.

  • En landing pages un buen porcentaje de rebote sería del 20 %.
  • Entre el 20 % y el 40 % en webs y tiendas online.
  • Del 60 al 80 % en blogs.
  • Sobre el 80 % en páginas únicas u one pages.

¿Cómo reducir la tasa de rebote de una web o blog? Sigue estos consejos

Ya hemos visto lo importante que es la tasa de rebote de una página web o blog y sus posibles causas, y ahora conoceremos los consejos para reducir dicha tasa.

Atiende a la velocidad de tu sitio web

Este es uno de los principales consejos que te podemos dar para reducir la tasa de rebote de tu sitio web. Revisa la velocidad y valora si el espacio de tu hosting es el adecuado para tu web. Puede que necesites ampliar el espacio y pasarte a un plan superior.

Otra opción que puede darse es que tu web tenga una mala programación o que las imágenes que estés usando no estén optimizadas (te recomendamos el formato de imágenes WebP). Puedes medir tu sitio en Web Vitals, en Google PageSpeed o en GTMetrix.

En esta infografía te enseñamos las causas de que tu web vaya lenta.

Causas por las que tu web va lenta reducir tasa rebote página web o blog

Ofrecer contenido de calidad

El contenido es fundamental. Si accedes a un post con el objetivo de conocer los diferentes tipos de hosting que existen, y en el texto no se hace alusión a dicho contenido, el usuario se irá del post a los pocos segundos y sin hacer ninguna acción. Anótate:

  • Ofrece un contenido de calidad, bien estructurado y con buenas llamadas a la acción.
  • Ordena la información y mejora su legibilidad. Estructura por título, subtítulo, cuerpo de texto y botón.
  • Incorpora buenas imágenes, atiende al encuadre, iluminación y al fondo.
  • Cuida la escrita y aprende de técnicas de copywriting para enamorar con tus textos.
  • No abuses de pop-ups y banners que pueden distraer a tus visitantes.

Ten en cuenta actualizar tu contenido a menudo para corregir la información que pueda estar desfasada. Así también podrás controlar las intenciones de búsqueda e incorporar las palabras clave más empleadas.

Seguridad web

Puede que un usuario se vaya de tu sitio web porque no se sienta seguro. Para eso tienes que disponer:

  • De un certificado de seguridad SSL. Recuerda que como cliente de dinahosting te instalamos con tu hosting un certificado Let’s Encrypt.
  • De los textos legales indicados: Política de Privacidad, Aviso Legal, Aviso de Cookies y las Condiciones de Contratación. En este post puedes conocer qué texto te vendrá mejor en función de tu web.

Apuesta por enlazar tus contenidos

Una muy buena técnica para reducir la tasa de rebote de tu web o blog es incorporar enlaces internos en tus páginas. Así, el usuario irá navegando por los distintos sitios e incrementarás el tiempo de permanencia en la web.

Y hasta aquí nuestros consejos para reducir la tasa de rebote de tu web o blog. Empieza a aplicarlos y verás los resultados muy pronto. Te leemos en comentarios 🙂


Avatar de Comunicación Dinahosting

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Suscríbete y recibe periódicamente consejos muy útiles para tu web y ecommerce 🙂 Además, te regalamos
3 guías
: Digitalización, WordPress y Ciberseguridad.

Conviértete en afiliado

Gana dinero recomendando dinahosting a todo el mundo.