Storytelling

¿Qué es el storytelling? Ejemplos y cómo aplicarlo en tu negocio

|

Actualizado el jueves, 22 diciembre, 2022

El storytelling se ha convertido en una técnica muy potente que muchos negocios han incluido en su estrategia de marketing. Da igual el tipo de negocio que tengas, desde una tienda de barrio hasta una multinacional, porque siempre podrás recurrir a una historia para enganchar a tus potenciales clientes.

En este post veremos en qué consiste el storytelling y cómo puede ayudarte a conectar con tu audiencia y a aumentar las ventas.

Qué es el storytelling

El término inglés ya nos da alguna pista, y de él deducimos que el storytelling se basa en contar una historia. El «Érase una vez…» de toda la vida, aplicado al mundo de los negocios y especialmente al entorno digital.

El storytelling es una técnica de comunicación que consiste en captar la atención de tu público a través de una historia. Su objetivo es generar engagement, facilitar el recuerdo de marca, y en definitiva crear vínculos que perduren en el tiempo.

Esta técnica es aplicable a cualquier contexto, no solo al de los negocios. Es habitual recurrir al storytelling en charlas, discursos políticos, entrevistas de trabajo… o incluso en el día a día cuando debatimos con alguien sobre un tema. Apoyarse en la narrativa para hilar toda una historia que conecte emocionalmente con las personas a las que te diriges, hacer que se sientan identificadas y transmitirles tus valores, es garantía de éxito.

La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo la hiciste sentir.

Maya Angelou

De qué te sirve el storytelling en tu negocio: 5 ventajas

Esta técnica de comunicación, que además de barata es muy sencilla de aplicar, conlleva muchas ventajas a nivel de posicionamiento de marca. ¡Quédate con estas 5!

Te ayuda a captar la atención de tu público

Como consumidor sabrás que recibimos muchísimos impactos comerciales cada día. A través de las redes sociales, de blogs que consultas a menudo, newsletters a las que te suscribes, publicidad offline, etc. Por eso, es cada vez más difícil enganchar al usuario y hacer que te preste atención.

Esa vocecilla que tiene en su cabeza de «No quiero perder más tiempo publicidad» puede transformarse en «¿Y esto de qué va?» o «A lo mejor me interesa» si utilizas una historia para captar su interés.

Lo que hace el storytelling es derribar las resistencias que tienen los usuarios a escucharte.

Genera engagement

Saber qué personas están detrás de la marca, cómo surgió la idea, compartir el día a día de sus trabajadores, hacer a la audiencia partícipe de las decisiones de producto… Todo esto genera mucha más interacción que cualquier tipo de contenido puramente comercial.

El storytelling te permite crear una conexión con tu público que de otra manera seguía muy difícil conseguir. A través de una historia real en la que otros puedan ver reflejados tus mismos valores es cómo consigues que se involucren emocionalmente con tu marca.

Esto significa que aunque tu competencia venda su producto más barato que el tuyo, te van a elegir a ti porque se identifican más contigo.

Aumenta la fidelidad hacia la marca

Es otra de las grandes ventajas del storytelling, que está muy relacionada con el punto anterior. No es fácil conseguir una relación a largo plazo con el cliente, ni mucho menos a día de hoy cuando la guerra de precios existe en todos los sectores. Pero hay muchos otros factores por los que alguien puede decidir comprarte a ti: ofreces un muy buen servicio post-venta, trabajas con productores locales, vendes productos respetuosos con el medio ambiente…

Tus elementos diferenciales son los que tienes que explotar a través del storytelling, pues son los que te harán construir una relación sólida con tu audiencia.

Facilita el recuerdo

Piénsalo con un ejemplo. Es poco probable que te acuerdes del número de clientes que tiene una empresa si te dicen la cifra sin más. Pasado un tiempo, o incluso a los pocos minutos, ese recuerdo se desvanecerá.

Ahora bien, si se establece toda una compaña alrededor del cliente 10.000, y la empresa empieza a contar historias en torno a ello, seguro que la cifra se te queda grabada.

A nuestro cerebro le cuesta mucho menos recordar algo que esté asociado a una emoción, que cifras o datos en bruto que no podamos vincular con ninguna experiencia. De ahí la importancia del storytelling.

Fomenta la viralidad

La famosa viralidad que hace que tu marca esté en boca de todo el mundo. No es fácil ser viral, pero lo que está claro es que el storytelling ayuda.

¿Te acuerdas del misterioso hilo de Manuel Bartual en el que mantuvo a todo Twitter en vilo durante sus vacaciones? Es un claro ejemplo de que solo a través de una historia puedes llegar a ser Trending Topic mundial.

Cómo construir una historia

En toda historia tiene que haber siempre algunos elementos básicos. Veamos cómo abordar la creación de la historia desde el punto de vista narrativo:

  • Argumento

Lo primero, saber qué vas a contar. Céntrate en que haya un conflicto que resolver, y en que tu marca sea la que guíe a los personajes hacia la respuesta/solución. Tú eres el que le ayuda a derribar los obstáculos o miedos que pueda sentir.

Algo que puede ayudarte a definir la historia es hacer una lista de elementos que no quieres que intervengan en ella, cosas que nunca tendrían que pasar en esa historia para que no empañen lo que quieres transmitir.

  • Personaje/s

El cliente no siempre tiene que ser el protagonista, pero cuanto menos sí que tiene que intervenir en algún momento de la historia y sentirse identificado con algún personaje.

Si la historia le resulta ajena, no se reconocerá en ella y no conectará con tu marca.

  • Tiempo y espacio

Para aterrizar la historia y que sea comprensible, a veces puedes necesitar ambientarla en un tiempo y espacio concretos. En un momento vital concreto del protagonista, en un lugar con valor simbólico, etc. Tenlo en cuenta cuando lleves a la práctica el storytelling.

Ejemplos de storytelling

Seguro que la mayoría de las marcas más populares que se te vengan a la cabeza utilizan el storytelling: moda deportiva, automovilismo, comida y bebida… A ver si estos ejemplos también te suenan:

Estas conferencias sobre educación, negocios, ciencia, tecnología, creatividad… tienen seguidores a nivel mundial. El denominador común de todas ellas es que cuentan relatos inspiradores basados en historias, en anécdotas, en experiencias vividas… y no solo en cifras.

Otro ejemplo de storytelling. El anuncio del sorteo de la lotería de Navidad intenta transmitir con sus anuncios que «el mayor premio es compartirlo». Para ello, juega muy bien con el argumento, los personajes, el tiempo y el espacio, recreando situaciones en las que cualquiera puede verse representado (regalar un cupón a alguien, regresar a casa por Navidad, comprar Lotería en el bar al que vas a menudo…).

A la hora de presentar los puntos diferenciadores de tu marca, puedes simplemente enumerarlos, o puedes describirlos desde una perspectiva más emocional que resulte atractiva para tus clientes potenciales.

¿Habías visto ya nuestro decálogo?

Decálogo web dinahosting. Ejemplo de storytelling

Cómo aplicar el storytelling en tu negocio

Para construir y difundir historias sobre tu negocio puedes aprovechar cualquier espacio, tanto online como offline. A continuación te damos algunas ideas, pero en función de tu sector y del tipo de negocio que tengas, seguro que se te ocurren muchas otras.

  • Web

Desde el apartado de «Quiénes somos», pasando por las fichas de producto o incluso las condiciones legales. El storytelling tiene cabida en cualquier rincón de tu página.

Recuerda invitar a tus usuarios a dejar un testimonio contando su experiencia con tu empresa. Que otros hablen bien de ti dará confianza a tus potenciales clientes, a la vez que te ayudará a saber qué es lo que más valoran de tu marca.

  • Blog

El blog es una de las herramientas que más se utiliza a la hora de hacer marketing de contenidos, por lo que puedes ayudarte del storytelling para enganchar a tus usuarios al contenido.

No es imprescindible tener un blog, pero sí que es un espacio en el que vas a poder hablar largo y tendido sobre temas que pueden ser interesantes para tu público y requieran una lectura consciente y pausada.

Intenta que tu contenido sea original y que tu estilo sea diferenciador.

  • Redes sociales

Crea hashtags que te distingan, infografías informativas que enganchen, vídeos en YouTube o cualquier otra plataforma hablando en primera persona de tu negocio, etc.

No importa la red, lo que importa es lo que cuentes.

  • Mundo offline

El storytelling también tiene cabida fuera de las pantallas. En las etiquetas físicas de los productos, acompañando los paquetes de tus envíos de una frase escrita a mano, añadiendo citas en tu local físico que además de decorar transmitan tus valores, en ponencias que hagas en eventos de tu sector…

Una charla en público puede pasar de ser monótona a ser de lo más entretenida simplemente incorporando el storytelling.

Coherencia en el discurso

Lo imprescindible, independientemente del soporte que utilices, es que mantengas la coherencia. ¿Qué significa esto? Que un cliente potencial tuyo tiene que percibir el mismo tono, los mismos valores, el mismo estilo… tanto si lee un post de tu blog, como si te sigue por redes sociales, como si se encuentra contigo en un stand presencial en un evento.

Imagínate que tienes una tienda de decoración. En tu web transmites elegancia y profesionalidad, pero al llegar a tu tienda física el cliente se encuentra con que tienes todo patas arriba. O que en tu web utilizas un lenguaje sencillo y directo, y en las comunicaciones vía email empleas fórmulas de cortesía para dirigirte a tus clientes.

La coherencia en todos los puntos de tu comunicación es básica.

Esperamos que este post te haya sido de ayuda a la hora de incorporar el storytelling en tu negocio. Trabajar en buenas historias es una de las mejores formas de que el público conecte con tu marca y de que afiancéis una relación duradera. ¡Ponte manos a la obra!


Avatar de Adriana Freire

Comentarios

6 respuestas a «¿Qué es el storytelling? Ejemplos y cómo aplicarlo en tu negocio»

  1. Avatar de Elba
    Elba

    Gracias por la información. Más útil para los ya establecidos .Más difícil para quienes queremos iniciar algo.

    1. Avatar de Adriana Freire
      Adriana Freire

      ¡Gracias por tu comentario, Elba!

      Te animamos a que vayas utilizándolo poco a poco, seguro que te da buenos resultados 🙂

  2. Avatar de Silvia

    Excelente info! Gracias

    1. Avatar de Marta Mariño
      Marta Mariño

      ¡Genial que te haya gustado! Gracias a ti por leernos 🙂

  3. Avatar de Bahio Romer

    hola, pero cuáles son las partes, componentes, línea de tiempo biorritmo, etc… de un historytelling efectivo, comprobado eficiente?

    1. Avatar de Adriana Freire
      Adriana Freire

      Hola, Bahio,

      ¡Nos alegramos de que te haya interesado el post! Si quieres profundizar todavía más en este tema, te recomendamos dos libros de cabecera: «Cómo construir una storybrand», de Donald Miller, y «El arte de contar bien una historia», de Héctor Urién. Seguro que te resultan de mucha ayuda para elaborar la narrativa de tu marca.

      ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Recibe quincenalmente consejos muy útiles para tu web y ecommerce. Además, con tu alta te regalamos 3 guías: la Gran Guía de la Digitalización, la Guía de WordPress más completa y la Guía de Ciberseguridad para mantener tu web y pyme seguras.

Conviértete en afiliado

Gana dinero recomendando dinahosting a todo el mundo.