Pros y contras de vender en un marketplace

¿Compensa vender en un marketplace?

|

Actualizado el jueves, 17 noviembre, 2022

Te contamos los pros y contras de vender en un marketplace. Las plataformas de venta online son un formato muy práctico si quieres comenzar a comercializar tus productos en la red, ¡pero no todo es un camino de rosas!

Si tienes un negocio y quieres ofrecer tu producto online para que llegue al mayor número de personas, es posible que te estés planteando venderlo a través de un marketplace.

Nuestra recomendación es que siempre tengas una web propia, independientemente de si estás en un marketplace o no. De esta forma puedes crear tu imagen de marca y dirigir tu público a tu propio espacio, sin terceros. Además, crear tu tienda con WooCommerce o PrestaShop resulta incluso más sencillo darte de alta en alguna de estas plataformas.

Si de todas maneras lo estás valorando como alternativa o complemento, te ayudamos en la decisión detallándote los pros y contras de vender en un marketplace.

¿Qué es un marketplace?

Los marketplaces son webs, aplicaciones o plataformas de venta donde se agrupan varios vendedores para ofrecer online sus productos o servicios. Como su nombre indica, se trata de un lugar o mercado (market-place) en la red dónde se albergan diferentes productos y proveedores. Además actúa como intermediario entre estos y el usuario final.

Este tipo de plataformas de venta puede estar enfocado en un tipo de servicio/producto o agrupar muchos tipos diferentes. Amazon, Booking, AliExpress o Ebay…. son algunos de los marketplaces más conocidos. En general, cualquier tienda online que agrupe productos de otros negocios o marcas puede considerarse un marketplace.

Marketplace Amazon

¿Por qué están en auge los marketplaces?

Los marketplaces ofrecen una serie de ventajas muy provechosas para el usuario final que hacen que su uso esté creciendo cada vez más. Por un lado, centralizan en un mismo sitio diferentes proveedores que de otra manera o por separado serían mucho más complicados de localizar. Y por otro, ofrecen facilidades a los usuarios que para un negocio individual a veces es complicado asumir: ventajas logísticas, sensación de protección, descuentos por compras agrupadas, variedad de opiniones, etc.

La facilidad para comparar precios y ahorrar tiempo comprando son dos de los puntos clave que hacen que muchos usuarios finales se decanten por estas plataformas.

Es por eso que como comprador es fácil decidirse por un marketplace para realizar compras, pero como vendedor. ¿Compensa o no compensa ofrecer tus productos a través de estas plataformas? Analizamos los pros y contras de vender en un marketplace.

Pros y contras de vender en un marketplace

Si estás dudando en sumar o no tu negocio a una plataforma de venta online te ayudamos a decidir. ¡Toma nota de estos pros y contras de vender en un marketplace!

Pros

✔️ No necesitas conocimientos web

Aunque siempre da mayor credibilidad de marca disponer de una web o ecommerce propio, si subes tus productos a un marketplace podrías ahorrarte esta parte. Ellos ponen la plataforma de venta, por lo que todas las gestiones necesarias para lanzar tu propio ecommerce en principio te los ahorras siempre que te adaptes a lo que te marquen en las condiciones.

Dentro de los marketplaces prácticamente solo tienes que subir tus fotos de producto, precio y descripciones para comenzar a vender, el diseño, medidas de seguridad, métodos de pago, gestión logística, etc. ya lo llevan incorporado.

Cabe destacar que a día de hoy no necesitas saber de programación para crear tu propio ecommerce. Los pasos para crear tu propia web cada vez son menos y los CMS o gestores de contenido facilitan y mucho cualquier complejidad técnica haciéndolo accesible a cualquiera. Simplemente eliges tu plantilla y la personalizas con los plugins que necesites.

✔️ Reducción de costes

Además de los costes de crear una página (que tampoco es que sean muchos), puedes ahorrarte también parte de los costes logísticos, legales, de seguridad, de publicidad, de posicionamiento… Y decimos parte, porque los marketplaces también cobran comisiones por venta, por gestionar la logística o por posicionar más arriba tu producto, entre otros costes.

También a nivel general, que tu tienda la gestione un tercero te ahorra sobre todo quebraderos de cabeza en muchos de los trámites que conllevan mantener un ecommerce: pagos, devoluciones, RGPD, etc.

✔️ Accesible para muchos usuarios

Los marketplaces más conocidos son utilizados por muchísimos usuarios, por lo que tener tu producto en uno de ellos aumentará tu rango de clientes potenciales.

Ganar visitas en una web, sobre todo si estás empezando, suele requerir tiempo y dedicación. Es por eso que los marketplaces y su gran cartera de clientes pueden ser una solución para entrar rápido en el mercado online.

A nivel posicionamiento también son efectivos, porque si tú vendes zapatos vas a salir entre las búsquedas para este término, por lo que no es necesario que inviertas esfuerzos en elegir palabras clave y optimizar tu SEO para llegar a los usuarios interesados.

Ten en cuenta que aunque te posicionen para las palabras que te interesan es habitual que también te cobren para aparecer en las primeras posiciones. También te pueden relegar al último puesto si a tus productos les falta información o no cumplen con algún requisito.

✔️ Seguridad y confianza para el usuario

Para que un visitante termine por realizar la compra en un ecommerce tiene que sentirse seguro a la hora de realizar su transacción y tener confianza en el sitio web.

Normalmente el usuario va a desconfiar de un sitio desconocido o del que no tiene referencias, esto es un terreno que los marketplace ya tienen conquistado. La mayoría de la gente los percibe como sitios seguros o conoce a alguien que haya comprado con éxito a través de ellos.

También es cierto que suelen disponer de buenas medidas de seguridad y ofrecen garantías al consumidor en lo que se refiere al reembolso de devoluciones. Esto puede no estar siempre claro en los ecommerces más pequeños.

✔️ Sinergias con otros vendedores

Si vendes sábanas seguro que te interesa estar donde ofrezcan colchones. Este tipo de relaciones entre productos es muy frecuente en los marketplaces y resulta complicado de llevar a cabo en una web propia.

Cuando un usuario que compra o va a comparar algo se le ofrecen complementos o accesorios para eso que está buscando, se aumentan las posibilidades de venta de esos complementos.

El único inconveniente es que es difícil controlar si se van a mostrar tus productos en otras páginas y cuáles van a aparecer relacionados con los tuyos, en este sentido el algoritmo es un misterio. La otra vía es que tú mismo te trabajes esas sinergias contactando con otros proveedores para ofrecer tus productos en pack con los complementos y viceversa. Ten en cuenta que esto supone un trabajo extra y a veces no todo el mundo se presta a ello.

Sección e Telefonía en Ebay

Contras

❌ Falta de diferenciación

Cuando creas tu propia página web o tienda online para presentar tus productos, la creas con un diseño acorde a tu marca y tratas de potenciar tus productos destacando aquello que los diferencia. En cambio, en los marketplace, exceptuando la foto, precio y características, tus productos se van a mostrar igual que todos los que aparezcan en los resultados.

Incluso es posible que aparezcan otros productos iguales con un precio inferior lo que te puede penalizar en favor de la competencia. También es habitual que te cobren un extra para que tu producto aparezca destacado sobre el resto.

Con una página web propia esto no pasa. Tú tienes el control de todo y de cómo quieres mostrarlo, por lo que se multiplican las posibilidades de diferenciación y por supuesto, no se van a mostrar productos de tus competidores.

Al tener un ecommerce propio diferencias tu marca como única. En un marketplace convives con otros y la marca de la plataforma siempre está por encima de la tuya.

❌ Comisiones

Una de las principales desventajas de los marketplaces es que prácticamente la mayoría de ellos cobran comisiones a los vendedores por alojar sus productos. Esto puede disminuir bastante tu margen de beneficios.

Para que tengas de referencia, Amazon por ejemplo aplica una tarifa por venta de producto que varía alrededor de un 12 %-16 %. Aliexpress cobra sobre el 8 % y Booking un 15 %.

Además de las tarifas por venta se pueden sumar otros costes a mayores como pueden ser los de posicionamiento, los costes de gestión de los envíos, de los métodos de pago, etc.

Sobre todo si estás empezando pueden ser unos gastos difíciles de asumir para que tu negocio siga siendo rentable. Por último, ten en cuenta también que cuanto más vendas, más te van a cobrar en comisiones.

❌ Competencia y lucha de precios

Cuando alguien busca un producto como el que ofreces en un marketplace, le va a salir el tuyo y seguramente muchas otras opciones similares de otros proveedores. Es decir, la propia herramienta muestras directamente tu competencia.

Al mostrarse diferentes productos de proveedores distintos para una misma categoría es normal que haya precios muy agresivos para captar a los usuarios.

Si quieres que tu presencia en el marketplace sea lo más rentable posible, tienes que estar constantemente vigilando y ajustando los precios en función de la competencia y de la demanda, lo que a veces es un incordio.

❌ Dependencia y cesión de información

Aunque resulta cómodo que un tercero se encargue de parte de las gestiones, depender de otros resulta un inconveniente cuando quieres cambiar algo o tu forma de trabajar no encaja con sus normas.

Si quieres por ejemplo que tus imágenes se vean diferentes, utilizar un método de pago alternativo o premiar a tus consumidores con alguna promoción, olvídate de hacerlo si no entra dentro de la política del marketplace.

Algo también a tener muy en cuenta es que las grandes plataformas de venta controlan toda la información que circula por ellas. Saben cuáles son las búsquedas que más se realizan y que productos están funcionando mejor, por lo que nada les impide sacar un producto propio y comerse al resto.

❌ Opiniones negativas o falsas

Otro punto que tampoco puedes controlar es el spam o los comentarios negativos hacia tu marca. Tener un público mayor hace que también estés más expuesto a recibir malas opiniones. Ándate con mucho ojo para no cometer errores.

Es frecuente que te olvides de añadir algún punto en las descripciones, de que te confundas a la hora de subir alguna foto o de que te olvides de responder a las preguntas de los usuarios. Cualquiera de estas causas u otras pueden desencadenar malas opiniones. Aunque en los marketplaces se encarguen del proceso de venta, la atención al cliente seguirá siendo de tu parte.

Recientemente también han salido a la luz todo un entramado de opiniones falsas en torno a uno de los marketplaces más conocidos. Este tipo de acciones además de ser un engaño para el consumidor, pueden suponer un duro golpe para tu imagen de marca si se dan en tus productos.

Como vendedor no vas a tener control para moderar o borrar comentarios. Si se da alguna de estas problemáticas a priori, no vas a poder evitarlo más que contestando o notificándolo a la plataforma.

❌ Monopolio y globalización

La realidad es que los marketplaces están en crecimiento constante. Eso ha provocado que algunos de ellos ofrezcan todo tipo de productos a precios cada vez más competitivos. Son una maquinaria que funciona muy bien y que arrastra consigo a muchos pequeños comercios.

Como adelantamos en el anterior punto algunos marketplaces lanzan sus propios productos de marcas blancas para responder a una demanda creciente dentro de su plataforma. Esta es una práctica un poco dudosa, ya que la marca del marketplace actúa con ventaja frente a las otras marcas que aloja. Sin duda puede tacharse en cierta forma de monopolio.

Motivado también por la globalización, cada vez es más frecuente que aunque compres desde un país te salgan proveedores de todas las partes del mundo con un tamaño de producción, márgenes, sueldos… Estos generan unos costes muy bajos y que en muchos casos no son asumibles por un productor local o pequeño comercio. Los marketplaces no diferencian y eso crea una barrera casi insuperable para muchos emprendedores.

Tanto para bien como para mal es muy sencillo internacionalizarse y realizar tanto compras como ventas en otros países a través de los maketplaces.

Ventajas de vender desde tu propia web
Ventajas de vender desde tu propia web

Como ves vender a través de un marketplace tiene muchos pros y contras. Todos los negocios son distintos por lo que lo recomendable es que sopeses todas las opciones desde tu propio punto de vista y teniendo muy en cuenta como quieres trabajar en tu tienda. Por si te sirve de ayuda, aquí te damos unos consejos sobre cómo vender online tus servicios profesionales.

Piensa que tener un ecommerce o estar en un marketplace no son opciones contrapuestas. Puedes decidirte por uno de los canales o compaginar ambos para expandir tu negocio.

Si te animas a lanzar tu propio ecommerce, que sepas que crear tu tienda en online es muy sencillo con WooCommerce o PrestaShop. Desde solo 2,25 €/mes puedes hacerte con uno de nuestros planes y comenzar a montarla 😉

Y tú, ¿has vendido en marketplaces? ¿O has aceptado o descartado esta opción por otros motivos? Cuéntanos tu experiencia de los pros y contras de vender en un marketplace en los comentarios, ¡estaremos encantados de leerte! Y si estás pensando en crear una página web, aprovecha nuestras ofertas en hostings.


Avatar de Marta Mariño

Comentarios

2 respuestas a «¿Compensa vender en un marketplace?»

  1. Avatar de Jacqueline
    Jacqueline

    No lo recomiendo en absoluto. Cualquier persona puede publicar en ese espacio, gente que vende artículos defectuosos, gente que ya vendió el producto y lo sigue publicando, exigiendo la mitad del pago antes de la entrega, etc, etc Marketplace lo peor. No confien

    1. Avatar de Marta Mariño
      Marta Mariño

      ¡Gracias Jacqueline por darnos tu opinión sobre los marketplaces!

      Te invitamos a seguir navegando por nuestro blog, seguro que hay más contenidos que pueden ser de tu interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Recibe quincenalmente consejos muy útiles para tu web y ecommerce. Además, con tu alta te regalamos 3 guías: la Gran Guía de la Digitalización, la Guía de WordPress más completa y la Guía de Ciberseguridad para mantener tu web y pyme seguras.

Conviértete en afiliado

Gana dinero recomendando dinahosting a todo el mundo.